Buscar

Más estrategias socioemocionales para el regreso a clases

Introducción


En una entrega anterior comentamos que era probable que muchas familias tomaran la decisión de no enviar a sus hijas e hijos a clases presenciales por algunas razones que ahí expusimos, y esto efectivamente sucedió. Aun cuando el magisterio fue vacunado y recibió cierta capacitación a través de los Consejos Técnicos Escolares para operar presencialmente en junio de manera segura y escalonada, la asistencia de estudiantes a los planteles fue muy baja en el cierre del ciclo 20-21.


Si bien las cifras han mostrado un repunte en la tasa de contagios por Covid-19 en algunas regiones del país, sería injusto atribuir este hecho exclusivamente a la incipiente dinámica escolar presencial. El aumento de la movilidad se debió también a la reactivación laboral en el sector industrial, comercial y en destinos turísticos, sumado a la relajación de las medidas sanitarias por parte de algunos individuos pertenecientes a sectores de la población que ya habían sido vacunados.


Este contexto tan atípico refuerza la necesidad de prepararse para un escenario educativo que se desarrolle de manera híbrida, y que incluya estrategias para el desarrollo de competencias que sirvan de soporte para el procesamiento emocional de lo vivido tras un periodo de crisis que dejará aprendizajes en toda una generación de docentes y estudiantes


En el Plan de estudios de la SEP 2017 se proponen diferentes fichas de trabajo para abordar de manera específica las 5 dimensiones de la educación socioemocional en cada grado de educación básica; es un material que los docentes pueden consultar en línea. A continuación abordaremos un par de estrategias que están en sintonía con estas propuestas y que además están enfocadas al trabajo de intervención en periodos de crisis como los que experimentamos en la actualidad con la pandemia.



Crea tu superhéroe


Después de vivir una experiencia de encierro que ha puesto a prueba la voluntad y la capacidad de control, puede ocurrir que niñas, niños y jóvenes regresen a las aulas con una baja autoestima porque temen que las nuevas situaciones también salgan de su control; y es posible que esta sensación genere un comportamiento de dependencia y apatía que será necesario erradicar pues tiene efectos en la confianza para aprender.


Ante esta situación, es necesario diseñar y aplicar una estrategia que contribuya a desarrollar la autonomía; un recurso adecuado es la representación de atributos para un personaje ideal porque este proceso requiere iniciativa y creatividad. Al reflexionar sobre los atributos deseados, cada estudiante se enfoca en sí mismo y a la vez dialoga con los demás acerca de estas cualidades positivas de una manera creativa y agradable. La estrategia se recomienda para estudiantes a partir de 4º de primaria. Veamos cómo hacerlo:


  1. Reproduzca en algún dispositivo o aparato de sonido la música de alguna película de superhéroes que sea conocida por los estudiantes y dialoguen brevemente acerca de ella: de qué trata, qué personajes intervienen, etc.

  2. Apague la música y pida a los alumnos que escriban tres superpoderes que les gustaría tener para salvar al mundo.

  3. Solicite a un par de voluntarios y pídales que justifiquen cómo los superpoderes que escribieron pueden salvar al mundo; reflexione con ellos sobre la parte humana de esos atributos.

  4. Forme equipos de 4 a 5 integrantes y pídales que compartan los superpoderes que escribieron y concluyan cómo pueden usarlos para resolver ciertos problemas específicos de la humanidad.

  5. Para finalizar, un representante del equipo presentará al grupo las conclusiones.


Dialogue con el grupo acerca de los héroes reales de carne y hueso, muchos de los cuales pueden ser jóvenes como ellos, como es el caso de Malala Yousafzai. Pregunte a los alumnos: ¿A quién admiran? ¿Por qué?


Calendario de las emociones


La autorregulación es una dimensión conformada por el reconocimiento, la expresión y el autocontrol de las emociones. Esta tríada es la base de un mecanismo continuo y secuencial que funciona como capa protectora de nuestra salud mental. En primer lugar, decodifica aquello que nos afecta, lo que constituye una condición necesaria para echar a andar un engranaje más complejo, el de la expresión del sentir, que no es cosa menor. De hecho, algunas personas con estrés postraumático presentan este tipo de dificultad. Una vez que se logra plasmar una emoción a través de la palabra (oral o escrita), o mediante la expresión artística, se activa el engranaje más sofisticado de todos, que es precisamente el autocontrol.


A continuación abordaremos una estrategia para reconocer y expresar las emociones, que puede aplicarse a los alumnos desde preescolar hasta 3º de primaria, previa adaptación a los diferentes niveles de desarrollo de la lectoescritura y la representación del número. Sugerimos este procedimiento:


  1. Elabore un código de colores para las emociones que sea visible en el salón de clases o en un archivo electrónico que pueda enviar a los alumnos.



2. Reparta a los alumnos una plantilla de calendario mensual para que la tengan en su cuaderno. Incluya siempre las 3 preguntas de reflexión que se muestran en la parte inferior:


A. ¿Cuál ha sido el color más frecuente de este mes?

B. ¿Cuál ha sido el mejor día para mí y por qué?

C. ¿Cuál ha sido el peor día para mí y por qué?



  1. Indique a los alumnos que todos los días, más o menos a la misma hora, deben hacer un ejercicio de autorreflexión para conectarse con la emoción que predominó durante la jornada.

  2. En su calendario, los alumnos deberán pintar el día con el color que corresponde a esa emoción.

  3. Al final de cada semana y de cada mes pueden hacer un seguimiento de sus emociones y valorar cuál de ellas ha predominado.


Con esta dinámica los alumnos aprenderán que si bien hay días en que se puede estar alegre, habrá otros en que predomine la furia o la tristeza, lo cual es perfectamente normal. Con el tiempo, ellos mismos sabrán apreciar cuáles de las sensaciones que experimentan les hacen sentir mejor.


Finalmente, para desarrollar el autocontrol, es importante que los alumnos sepan que cuando se disparan las emociones, existen ejercicios de respiración, así como espacios y objetos (el rincón y la botella de la calma, por ejemplo) que les pueden ayudar a estabilizarse emocionalmente. Lo importante es explicar las causas que nos hacen sentir de uno u otro modo y comprender la necesidad de mantener la calma en tiempos difíciles como los que vivimos actualmente.




Fuente original: redmagisterial.com.






756 vistas

Entradas Recientes

Ver todo