Buscar
  • IESPE

6 ejercicios para conocer mejor a los estudiantes y motivar su participación

Actualizado: 4 dic 2020

Celebrar las identidades únicas de sus estudiantes de secundaria y preparatoria puede reforzar las conexiones y mejorar el desempeño en la escuela.


"Es difícil conocer realmente a sus estudiantes a través de una cámara web", escribió Mark Bevacqua en Twitter, mientras que Cheri Cheralex compartió sus dificultades para ver a los estudiantes "solo con los ojos" (Es decir, sólo a través de la pantalla sin una interacción personal con ellos).


Si bien las actividades para conocerse generalmente están destinadas a las primeras semanas de clases, no deberían terminar ahí, dicen los educadores e investigadores.



Ya sea que les guste jugar béisbol, tengan tres hermanos, o bien, disfruten de la escritura o la fotografía, debemos celebrar las experiencias e identidades únicas de los estudiantes porque esto puede reforzar las conexiones que los mantienen comprometidos y con un mejor desempeño en la escuela. Los estudiantes que tienen un sentido más profundo de sí mismos, y un propósito, también son más capaces de definir sus objetivos y mantenerse enfocados en perseguirlos, concluyó un estudio de 2014 de David Yeager, Angela Duckworth y sus colegas.


Recopilamos una variedad de ejercicios de clase a partir de entrevistas con maestros, recursos en línea y nuestros archivos, que ayudarán a los estudiantes a desarrollar una mayor conciencia de sí mismos y un sentido de propósito. Estos conocimientos también pueden darle una mejor idea de quiénes son, para que pueda responder a sus intereses, incluso si está separado por pantallas.


REFLEXIONANDO SOBRE LAS EXPERIENCIAS: ENSAYOS SOBRE LAS LEYES DE LA VIDA


A principios de la década de 2000, los educadores de un distrito urbano de alta pobreza en Nueva Jersey les dieron a sus estudiantes de secundaria y preparatoria una interesante tarea de ensayo: “Escribe sobre los valores y principios que guían tu vida.”


La aparentemente pequeña actividad, llamada "Leyes de la vida", se basa en el trabajo del filántropo John Templeton, y se convirtió en un proyecto mucho más grande que ayudó a los estudiantes a desarrollar un sentido más fuerte de sí mismos, un sentido de propósito y de posibilidades para el futuro, según Maurice Elias, profesor de psicología en la Universidad de Rutgers. Desde entonces, el proyecto se ha replicado en todo el mundo.


Para ejecutar la tarea en su clase, Elías recomienda pedirles a los estudiantes que reflexionen sobre su pasado, dentro y fuera de la escuela, y las experiencias y personas que los convirtieron en quienes son. A partir de ahí, haga que los estudiantes disciernan las características clave que han influido en sus vidas y luego elaboren un ensayo, o creen un video u otro contenido multimedia, centrado en las “leyes” o principios que los impulsan.


Haga preguntas como “¿A quién admiras? Enumera tres de sus rasgos admirables ”y“ describe un incidente o evento del cual aprendiste una lección 'por las malas'”. Este tipo de preguntas puede guiar a los estudiantes. Periódicamente durante el año, pídales que consulten sus ensayos para reflexionar sobre lo que escribieron y se pregunten: "¿Qué ha cambiado?" y "¿Qué sigue igual?".


EXPLORANDO LA IDENTIDAD Y SUS PERCEPCIONES: CUADROS DE IDENTIDAD


Para conocer a sus estudiantes y asegurarse de que se sintieran vistos en su salón de clases, la maestra de secundaria Shane White creó una lección para ayudarlos a explorar sus identidades. Primero, White estableció una base para la discusión al definir la identidad y explicar cómo las identidades a veces pueden ser visibles, como la edad, o invisibles, como las experiencias de vida de una persona.


Luego, con el permiso de seis de sus amigas, White compartió fotos de sus caras e hizo que los estudiantes adivinaran sus "características de identidad". Después, reveló los verdaderos detalles y dirigió una discusión en clase sobre hacer suposiciones sobre los demás en función de su apariencia o comportamiento. Para finalizar el proyecto, los estudiantes dibujaron sus propios “retratos de identidad” o una imagen de su rostro con la mitad del rostro mostrando características visibles y la otra mitad mostrando características invisibles.


Una pared de retratos de identidad en el aula de Shana White.



La organización educativa Facing History and Ourselves recomienda un ejercicio similar llamado "¿Quién soy yo?" actividad para estudiantes de secundaria. Para comenzar, seleccione algunas figuras históricas clave o personajes de ficción (piense de manera inclusiva y evite los estereotipos, seleccione una amplia gama de personas de diferentes orígenes) y pida a los estudiantes que discutan "factores como la religión, el género y la geografía" que influyeron en sus identidades.


Luego, pida a los estudiantes que lean el capítulo “Mi nombre” del libro La casa en Mango Street, donde el personaje principal, Esperanza, habla sobre su nombre, revelando detalles sobre su cultura. Pida a los estudiantes que creen una tabla de identidad para Esperanza, respondiendo preguntas como "¿Cómo es su familia?" y "¿Qué revela su nombre sobre su personalidad?" Guiados por la lectura, los estudiantes pueden crear cuadros de identidad para ellos mismos y compartirlos con la clase.


APRENDIZAJE DE DETALLES IMPORTANTES: INVENTARIOS DE ESTUDIANTES


Los inventarios de los estudiantes pueden ayudar a los maestros a discernir rápidamente los detalles y hechos sobre los estudiantes que dan forma a quiénes son, y pueden usarse para planificar más actividades y lecciones de clase. Pida a los estudiantes que hagan una lista de sus músicos, canciones, deportes, actividades, juegos o comida favoritos o, por ejemplo, que indaguen más profundamente sobre su cultura, recuerdos y familia.


Otra opción es hacer que los estudiantes escriban 20 oraciones que completen el mensaje “Soy alguien que ...” o hacer una lista corta de preguntas que inviten a la reflexión en conferencias individuales de Hopes and Dreams. Dirija las preguntas para que expliquen quiénes son los estudiantes ahora y quiénes esperan ser, como "¿Cuáles son algunas de las cosas que te molestan del mundo?" "¿Qué te inspira?" y "¿Qué sueños tienes para realizar después de la secundaria?"


Busque patrones en las respuestas de los estudiantes y use lo que aprenda para hacer que las lecciones y actividades en el aula estén conectadas con los intereses de los estudiantes, aconseja Rebecca Alber, profesora de educación en California, quien dice: “Los estudiantes necesitan ver conexiones entre el aprendizaje y sus experiencias de vida."


COMPRENSIÓN DE INTERESES: BLOGS DE PASIÓN


En la clase de inglés de la escuela secundaria de Allison Berryhill, los ejercicios de análisis literario dejaron a sus estudiantes “congelados” y las tareas de escritura libre produjeron diatribas difíciles de leer. Influenciado por el libro Más allá del análisis literario , Berryhill comenzó a ofrecer un nuevo ejercicio llamado “blogs de pasión” el año pasado, en el que los estudiantes escriben sobre temas que les interesan.