Buscar
  • IESPE

6 ejercicios para conocer mejor a los estudiantes y motivar su participación

Actualizado: 4 de dic de 2020

Celebrar las identidades únicas de sus estudiantes de secundaria y preparatoria puede reforzar las conexiones y mejorar el desempeño en la escuela.


"Es difícil conocer realmente a sus estudiantes a través de una cámara web", escribió Mark Bevacqua en Twitter, mientras que Cheri Cheralex compartió sus dificultades para ver a los estudiantes "solo con los ojos" (Es decir, sólo a través de la pantalla sin una interacción personal con ellos).


Si bien las actividades para conocerse generalmente están destinadas a las primeras semanas de clases, no deberían terminar ahí, dicen los educadores e investigadores.



Ya sea que les guste jugar béisbol, tengan tres hermanos, o bien, disfruten de la escritura o la fotografía, debemos celebrar las experiencias e identidades únicas de los estudiantes porque esto puede reforzar las conexiones que los mantienen comprometidos y con un mejor desempeño en la escuela. Los estudiantes que tienen un sentido más profundo de sí mismos, y un propósito, también son más capaces de definir sus objetivos y mantenerse enfocados en perseguirlos, concluyó un estudio de 2014 de David Yeager, Angela Duckworth y sus colegas.


Recopilamos una variedad de ejercicios de clase a partir de entrevistas con maestros, recursos en línea y nuestros archivos, que ayudarán a los estudiantes a desarrollar una mayor conciencia de sí mismos y un sentido de propósito. Estos conocimientos también pueden darle una mejor idea de quiénes son, para que pueda responder a sus intereses, incluso si está separado por pantallas.


REFLEXIONANDO SOBRE LAS EXPERIENCIAS: ENSAYOS SOBRE LAS LEYES DE LA VIDA


A principios de la década de 2000, los educadores de un distrito urbano de alta pobreza en Nueva Jersey les dieron a sus estudiantes de secundaria y preparatoria una interesante tarea de ensayo: “Escribe sobre los valores y principios que guían tu vida.”


La aparentemente pequeña actividad, llamada "Leyes de la vida", se basa en el trabajo del filántropo John Templeton, y se convirtió en un proyecto mucho más grande que ayudó a los estudiantes a desarrollar un sentido más fuerte de sí mismos, un sentido de propósito y de posibilidades para el futuro, según Maurice Elias, profesor de psicología en la Universidad de Rutgers. Desde entonces, el proyecto se ha replicado en todo el mundo.


Para ejecutar la tarea en su clase, Elías recomienda pedirles a los estudiantes que reflexionen sobre su pasado, dentro y fuera de la escuela, y las experiencias y personas que los convirtieron en quienes son. A partir de ahí, haga que los estudiantes disciernan las características clave que han influido en sus vidas y luego elaboren un ensayo, o creen un video u otro contenido multimedia, centrado en las “leyes” o principios que los impulsan.


Haga preguntas como “¿A quién admiras? Enumera tres de sus rasgos admirables ”y“ describe un incidente o evento del cual aprendiste una lección 'por las malas'”. Este tipo de preguntas puede guiar a los estudiantes. Periódicamente durante el año, pídales que consulten sus ensayos para reflexionar sobre lo que escribieron y se pregunten: "¿Qué ha cambiado?" y "¿Qué sigue igual?".


EXPLORANDO LA IDENTIDAD Y SUS PERCEPCIONES: CUADROS DE IDENTIDAD


Para conocer a sus estudiantes y asegurarse de que se sintieran vistos en su salón de clases, la maestra de secundaria Shane White creó una lección para ayudarlos a explorar sus identidades. Primero, White estableció una base para la discusión al definir la identidad y explicar cómo las identidades a veces pueden ser visibles, como la edad, o invisibles, como las experiencias de vida de una persona.


Luego, con el permiso de seis de sus amigas, White compartió fotos de sus caras e hizo que los estudiantes adivinaran sus "características de identidad". Después, reveló los verdaderos detalles y dirigió una discusión en clase sobre hacer suposiciones sobre los demás en función de su apariencia o comportamiento. Para finalizar el proyecto, los estudiantes dibujaron sus propios “retratos de identidad” o una imagen de su rostro con la mitad del rostro mostrando características visibles y la otra mitad mostrando características invisibles.


Una pared de retratos de identidad en el aula de Shana White.



La organización educativa Facing History and Ourselves recomienda un ejercicio similar llamado "¿Quién soy yo?" actividad para estudiantes de secundaria. Para comenzar, seleccione algunas figuras históricas clave o personajes de ficción (piense de manera inclusiva y evite los estereotipos, seleccione una amplia gama de personas de diferentes orígenes) y pida a los estudiantes que discutan "factores como la religión, el género y la geografía" que influyeron en sus identidades.


Luego, pida a los estudiantes que lean el capítulo “Mi nombre” del libro La casa en Mango Street, donde el personaje principal, Esperanza, habla sobre su nombre, revelando detalles sobre su cultura. Pida a los estudiantes que creen una tabla de identidad para Esperanza, respondiendo preguntas como "¿Cómo es su familia?" y "¿Qué revela su nombre sobre su personalidad?" Guiados por la lectura, los estudiantes pueden crear cuadros de identidad para ellos mismos y compartirlos con la clase.


APRENDIZAJE DE DETALLES IMPORTANTES: INVENTARIOS DE ESTUDIANTES


Los inventarios de los estudiantes pueden ayudar a los maestros a discernir rápidamente los detalles y hechos sobre los estudiantes que dan forma a quiénes son, y pueden usarse para planificar más actividades y lecciones de clase. Pida a los estudiantes que hagan una lista de sus músicos, canciones, deportes, actividades, juegos o comida favoritos o, por ejemplo, que indaguen más profundamente sobre su cultura, recuerdos y familia.


Otra opción es hacer que los estudiantes escriban 20 oraciones que completen el mensaje “Soy alguien que ...” o hacer una lista corta de preguntas que inviten a la reflexión en conferencias individuales de Hopes and Dreams. Dirija las preguntas para que expliquen quiénes son los estudiantes ahora y quiénes esperan ser, como "¿Cuáles son algunas de las cosas que te molestan del mundo?" "¿Qué te inspira?" y "¿Qué sueños tienes para realizar después de la secundaria?"


Busque patrones en las respuestas de los estudiantes y use lo que aprenda para hacer que las lecciones y actividades en el aula estén conectadas con los intereses de los estudiantes, aconseja Rebecca Alber, profesora de educación en California, quien dice: “Los estudiantes necesitan ver conexiones entre el aprendizaje y sus experiencias de vida."


COMPRENSIÓN DE INTERESES: BLOGS DE PASIÓN


En la clase de inglés de la escuela secundaria de Allison Berryhill, los ejercicios de análisis literario dejaron a sus estudiantes “congelados” y las tareas de escritura libre produjeron diatribas difíciles de leer. Influenciado por el libro Más allá del análisis literario , Berryhill comenzó a ofrecer un nuevo ejercicio llamado “blogs de pasión” el año pasado, en el que los estudiantes escriben sobre temas que les interesan.



Una estudiante de la clase de Allison Berryhill muestra su mapa del corazón.

Los estudiantes comienzan dibujando “mapas del corazón”, o corazones grandes llenos de ilustraciones y palabras que representan sus pasiones. Luego, seleccionan uno o dos temas para explorar más a fondo y buscar artículos, imágenes y videos relacionados. Berryhill también brinda lecciones complementarias en clase sobre la atribución de fuentes, textos, citas e imágenes, y comparte textos de mentores para guiar la escritura de los estudiantes.


Los blogs de los estudiantes han abarcado una amplia gama de temas, desde la caza de faisanes hasta las huelgas de hambre y las caminatas, y les brindan la oportunidad de sumergirse profundamente en las cosas que les importan. Como parte del proceso, los estudiantes también tienen la tarea de leer y evaluar varios de los blogs de sus compañeros de clase. En general, la actividad de bajo riesgo ha servido como un trampolín para desarrollar las habilidades de análisis literario de los estudiantes para tareas más difíciles, dice Berryhill, al tiempo que la ayuda a conocerlos mejor.


DOCUMENTAR SU VIDA: PELÍCULAS, FOTOS Y PODCASTS


Aunque muchos profesores y estudiantes están sintiendo una fuga de cerebros virtual, las herramientas digitales pueden proporcionar salidas nuevas y creativas para que los estudiantes compartan y definan sus intereses y personalidades. Los maestros piden a los estudiantes que creen mini-películas o avances autobiográficos sobre sus vidas y produzcan podcasts o escriban artículos para periódicos escolares digitales sobre temas que les interesan.


Influida por las experiencias de su comunidad durante la pandemia, Wendy McElfish, maestra de secundaria en California, dio una lección sobre la famosa fotografía en blanco y negro de Dorothea Lange tomada durante la Gran Depresión. Luego, hizo que sus estudiantes usaran sus teléfonos para tomar sus propias fotos y así documentar sus vidas. Ella los guió con los temas "la vida afuera de tu puerta", "a través de una ventana", "una vida diferente en el interior" y "fotos del porche de su familia".



Fundación Educativa George Lucas. (Recuerde que puede activar los subtítulos en español en el ícono del engrane de los controles de YouTube. En la opción Traducción automática, elija Español).


Los estudiantes de secundaria de la clase de Wendy McElfish documentaron sus vidas durante la pandemia con fotografías.


"Cuando los niños se enfrentan a circunstancias terribles, a veces ayuda adoptar un enfoque artístico", dijo. "Muchos niños no son buenos escritores, pero tienen ojo y voz ... [y] pueden mostrarle al mundo lo que ven ".


De manera similar, Lori Wenzinger, maestra de estudios sociales de secundaria en Carolina del Sur, se asoció con un fotógrafo local para crear un proyecto multimedia de tres semanas llamado "Finding Your Joy". Después de que el fotógrafo impartiera dos clases sobre composición fotográfica y estado de ánimo, los estudiantes tenían la tarea de tomar fotografías que "capturaran momentos alegres a lo largo del día", compartirlas y revisarlas como clase, y seleccionar sus tres favoritas para mantenerlas en la clase en Google Drive.


DIVIRTIÉNDOSE: ROMPEHIELOS, JUEGOS Y RECONOCIMIENTOS



Un estudiante de la clase de Cathleen Beachboard lleva a su perro a clase para mostrar y contar durante el aprendizaje remoto.


Además de las tareas y lecciones más completas, los profesores pueden crear actividades breves y entretenidas que mantienen a los estudiantes interesados y revelan conocimientos sobre quiénes son.


Trevor Boffone, un maestro de escuela secundaria en Texas, pidió a sus estudiantes que enviaran su canción favorita a una lista al comienzo del año. Ahora, al comienzo de cada clase virtual, toca música para comenzar, incorporando las selecciones de los estudiantes y las suyas.


A lo largo del aprendizaje remoto, Cathleen Beachboard, maestra de escuela secundaria en Virginia, dice que está incluyendo actividades divertidas como mostrar y contar, también días temáticos. Este otoño adoptó una práctica que su superintendente usa para las reuniones de personal llamada "Tres cosas interesantes que he visto". Una vez a la semana, Beachboard menciona tres cosas que ha observado sobre los estudiantes de las clases esa semana que los reconocen por su individualidad.


“Sé que muchos maestros están luchando en este momento por hacer sus clases más atractivas para los estudiantes. Descubrí que cuanto más aliento y elogios auténticos damos a los estudiantes, más participan”, dijo. "Estos son tiempos de miedo, pero al darles a los estudiantes tiempo para mostrar su individualidad, se sentirán seguros y listos para participar plenamente en el aprendizaje".




Fuente original: redmagisterial.com


568 vistas

Entradas Recientes

Ver todo