Buscar

¿Para qué nos sirve la educación?

A principios de este año, la SEP dio a conocer el Marco curricular y Plan de estudios 2022 de la Educación Básica Mexicana en calidad de borrador. Te invitamos a revisarlo a la luz de los principios que defendía Ken Robinson, considerado el gran impulsor de la creatividad.



A principios del presente año, la Secretaría de Educación Pública dio a conocer el Marco curricular y Plan de estudios 2022 de la Educación Básica Mexicana en calidad de borrador, y a partir de su publicación tuvo lugar una extensa serie de diálogos en la que los ciudadanos interesados en la educación en México analizaron sus fortalezas, así como sus áreas de oportunidad.

La SEP describe la intención de la propuesta en estos términos:


1. Queremos que nuestras niñas, niños y adolescentes desarrollen autonomía y pensamiento crítico, pero a la vez un mayor apego e interés por su familia y por las personas con quienes conviven y comparten su vida. Queremos formar seres humanos sensibles y empáticos con conciencia social.

2. Necesitamos formar seres humanos conscientes de la excepcionalidad y fragilidad de la vida. Queremos que nuestras niñas y niños sean capaces de vivir en armonía con la naturaleza y de regocijarse con su belleza.

3. La propuesta curricular, está conformada por cuatro campos formativos: Lenguajes; Saberes y Pensamiento Científico; Ética, Naturaleza y Sociedad y De lo Humano y lo Comunitario.

4. Para esta nueva propuesta curricular, las maestras y los maestros son clave. En los últimos tiempos hemos comprobado cómo las y los docentes se convirtieron en auténticos líderes comunitarios.

5. En este nuevo currículo, por otro lado, las familias también desempeñan un papel definitivo, porque la educación que estamos proponiendo no está constreñida al aula, sino que va más allá: compete a la casa, a la plaza, al mercado, al parque, al espacio público y comunitario. Proponemos un currículo integrador, intercultural, con igualdad de género, que educa para ser y vivir mejor.

6. Se trata sin duda de un esfuerzo tan ambicioso como necesario, pues las circunstancias actuales no pueden enfrentarse con programas de estudio diseñados para una realidad que quedó rebasada. Por ello, el currículo que se propone contempla la participación activa y comprometida de familias y docentes, así como de todas las comunidades que conforman el país.


Las discusiones que tuvieron lugar en todo México sobre el nuevo marco curricular y plan de estudios expresaron las preocupaciones de diversos grupos en torno a las propuestas de este documento, que algunos definieron como complejas, polisémicas y difíciles de alcanzar en la realidad mexicana actual.


Sin embargo, las preocupaciones expresadas en este marco curricular, en realidad han estado presentes desde décadas atrás en el trabajo de especialistas en educación, como podemos comprobar en el libro titulado Creando un futuro para todos nosotros que fue publicado recientemente por la iniciativa Imagine If. Esta iniciativa, está dedicada a continuar y difundir el legado de Sir. Ken Robinson, un especialista inglés, quien trabajó desde la década de los años 80 del siglo pasado hasta poco antes de su fallecimiento en 2020.


¿Para qué sirve la educación? es un artículo publicado por la fundación educativa Edutopia. En él se reúnen algunas de las ideas destacadas de Sir. Ken Robinson.


Cuatro propósitos básicos


Un rasgo que define el trabajo de este autor es que la educación debe plantearse desde el punto de vista de cuatro propósitos básicos:


Personal


La educación debe permitir que los jóvenes se comprometan con el mundo dentro de ellos, así como con el mundo que los rodea. En las culturas occidentales existe una clara distinción entre los dos mundos, entre pensar y sentir, entre objetividad y subjetividad. Esta distinción es equivocada.


Cultural


Debe haber tres prioridades culturales para las escuelas: ayudar a los estudiantes a comprender sus propias culturas, comprender otras culturas y promover un sentido de tolerancia y coexistencia cultural. Las vidas de todas las comunidades pueden enriquecerse enormemente al celebrar sus propias culturas y las prácticas y tradiciones de otras culturas.


Económico


El mundo del trabajo ha cambiado profundamente y continúa haciéndolo a un ritmo cada vez más acelerado. ¿Cómo pueden las escuelas preparar a los estudiantes para navegar este panorama económico en constante cambio? Deben conectar a los estudiantes con sus talentos e intereses únicos, disolver la división entre programas académicos y vocacionales y fomentar asociaciones prácticas entre las escuelas y el mundo laboral.


Social


La educación debería permitir a los jóvenes convertirse en ciudadanos activos y compasivos. Vivimos en sistemas sociales densamente tejidos. Los beneficios que obtenemos de ellos dependen de nuestro trabajo conjunto para mantenerlos. El empoderamiento de los individuos debe equilibrarse con la práctica de los valores y responsabilidades de la vida colectiva y de la democracia en particular.


Ocho competencias básicas


El trabajo de Sir. Ken Robinson también hace una crítica de los planes de estudios convencionales que son colecciones de materias separadas.

Nos dice:


La idea de "asignaturas" sugiere que cada materia, ya sea matemáticas, ciencias, arte o lenguaje, se encuentra completamente separada de todas las demás materias. Esto es problemático. Las matemáticas, por ejemplo, no se definen sólo por el conocimiento proposicional; es una combinación de tipos de conocimiento, incluidos conceptos, procesos y métodos, así como conocimiento proposicional. Esto también es cierto para la ciencia, el arte y los idiomas, y para todas las demás materias. Por tanto, es mucho más útil centrarse en el concepto de disciplinas que en el de materias.


Las disciplinas son fluidas; constantemente se fusionan y colaboran. Al centrarnos en disciplinas en lugar de materias, también podemos explorar el concepto de aprendizaje interdisciplinario. Este es un enfoque mucho más holístico que refleja la vida real más de cerca: es raro que las actividades fuera de la escuela estén tan claramente segregadas como sugieren los planes de estudio convencionales. Un periodista que escribe un artículo, por ejemplo, debe poder recurrir a habilidades de conversación, razonamiento deductivo, alfabetización y ciencias sociales. Un cirujano debe comprender el concepto académico de la condición del paciente, así como la aplicación práctica del procedimiento apropiado. Al menos, sin duda esperaríamos que este sea el caso en caso de que nos lleven a la cirugía.


Los 4 propósitos de la educación: personal, cultural, económico y social, según Sir. Ken Robinson, sugieren 8 competencias básicas a desarrollar y asegura que:


Si se integran adecuadamente en la educación, equiparán a los estudiantes que dejan la escuela para participar en los desafíos económicos, culturales, sociales y personales que inevitablemente enfrentarán en sus vidas.


Estas competencias son:


● Curiosidad

● Creatividad

● Crítica

● Comunicación

● Colaboración

● Compasión

● Compostura

● Ciudadanía.


El artículo concluye con un señalamiento más del autor: El desarrollo de estas competencias debe entrelazarse desde el comienzo del viaje educativo de un estudiante y nutrirse en todo momento.


Así, podemos comprobar que algunas de las preocupaciones que mucho se han criticado en torno al nuevo marco curricular no son nuevas y que aún países que son potencias económicas como Inglaterra, analizan sus propias tendencias en educación a la luz de las mismas preocupaciones que se están delineando ahora en México.

¿Cuál es tu punto de vista en torno al borrador del Marco curricular y Plan de estudios 2022? Queremos escucharte, cuéntanoslo en los comentarios.



Fuente original: redmagisterial.com.



361 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo