top of page
Buscar

Modelado socioemocional: porque ellos nos van a imitar

¿Por qué los alumnos no desarrollaron las competencias fundamentales de la educación socioemocional durante el confinamiento impuesto por la pandemia? Y... ¿qué haremos ahora para recuperar esos aprendizajes perdidos? Nuestra sugerencia: recuerda que ellos te van están viendo.


Los agobiantes tiempos de la pandemia dejaron a su paso un sendero de carencias en todos los ámbitos de la educación, pues fue evidente que, a pesar de los esfuerzos que se llevaron a cabo para impartir educación a distancia, nada puede suplir la interacción personal de los docentes con sus alumnos ni la convivencia y relación entre personas que se crean en el aula y en la comunidad escolar en general.


No es de extrañar que la educación socioemocional fuera el área en la que se manifestaron más vacíos en la formación de los estudiantes durante el confinamiento de casi dos años y la tecnología de ninguna manera logró reproducir las condiciones necesarias para que los niños, niñas y adolescentes tuvieran un espacio para el desarrollo personal semejante al que se genera en la escuela presencial.


A pesar de que se crearon en todo el mundo programas emergentes de tecnología educativa para la atención a la salud emocional de los estudiantes, se demostró que no pudieron suplir la orientación personal y profesional del docente. Un ejemplo muy claro de lo sucedido es el caso que describe la maestra Alice Domínguez, quien imparte inglés y escritura creativa en una escuela de California. Ella publicó un artículo titulado “Mi escuela aprendió por las malas que la tecnología educativa ahorra tiempo, pero no puede resolver problemas humanos" donde escribió sobre la reacción de una alumna que, antes de la pandemia, tenía buena disposición socioemocional, compartía sus sentimientos y demostraba empatía. Después de estar expuesta a los programas para la educación socioemocional creados con tecnología educativa, respondió lo siguiente en uno de los ejercicios:


“Estoy tan harta de escuchar sobre el cuidado personal y los sentimientos. La vida simplemente nos sucede, y no hay mucho que podamos hacer al respecto”.


La maestra analiza la reacción de su alumna en estos términos: “Si la respuesta de mi alumna nos indica algo es que el proceso rutinario de ver videos y completar hojas de trabajo creó una aversión al mismo contenido que pensamos que nuestros alumnos necesitaban. Antes de darnos cuenta, nuestra solución se convirtió en el problema.”


La educación socioemocional en el Plan de estudios vigente


La pandemia nos hizo mirar más atentamente hacia el ámbito de la educación socioemocional, en especial cuando comenzaron a surgir graves problemas en la salud mental y emocional de los estudiantes como resultado del confinamiento y hubo evidencias de esto en todo el mundo, incluso señaladas por la ONU y la Unesco.


Pero no debemos olvidar que la preocupación por el desarrollo de los alumnos en este ámbito no es nueva en la educación básica en México.


En el documento titulado Aprendizajes Clave para la Educación Integral, que contiene el Plan de estudio 2017, actualmente vigente, la educación socioemocional figura como una de las Áreas de Desarrollo Personal y Social[1]; además, describe las competencias socioemocionales que deben desarrollar los estudiantes, organizándose en cinco dimensiones directamente relacionadas con los cuatro pilares de la educación de la Unesco.


1. Autoconocimiento


2. Autorregulación


3. Autonomía


4. Empatía


5. Colaboración [2]


La importancia e interrelación de estas dimensiones se expresa en el siguiente esquema:


En el esquema podemos ver que, para desarrollar las competencias de los alumnos en los Ámbitos de la educación socioemocional la colaboración y la empatía son piezas clave de uno de los grandes propósitos de este tipo de educación: aprender a convivir.


Al tomar como punto de referencia estos contenidos del plan de estudios vigente 2017, podemos aproximarnos a una explicación de por qué no fue posible que los alumnos desarrollaran las competencias fundamentales de la educación socioemocional durante el periodo de confinamiento impuesto por la pandemia: los niños, niñas y adolescentes de todas las edades se vieron impedidos para convivir con sus pares y fueron privados de la guía del docente en materia de convivencia en el aula, que es donde se inicia el aprendizaje sobre principios fundamentales de autoconocimiento, autorregulación, empatía y colaboración.


Una herramienta para la educación socioemocional en el regreso al aula presencial


Ahora que hemos regresado a las clases presenciales, necesitamos toda la ayuda posible para volver a encarrilar a nuestros alumnos en los aprendizajes socioemocionales perdidos. Un recurso que presentamos a los docentes de México es el que ofrece la “Guía CASEL para el aprendizaje social y emocional”. Este recurso es un apoyo para lograr lo que llaman El Modelado SEL para estudiantes(SEL son las siglas en inglés para Aprendizaje Socioemocional). ¿En qué consiste? Es una herramienta que proporciona un plan de clase y una plantilla con ejemplos para conducir al personal de la escuela a reflexionar sobre cómo deben modelar intencionalmente el aprendizaje socioemocional en sus interacciones con los estudiantes.


El Modelado para el Aprendizaje Socioemocional está basado en una sencilla premisa que, podríamos decir, es intuitivamente conocida casi por cualquier adulto que conviva con niños, y fue planteada con gran claridad por el escritor James Baldwin en 1960: “Los niños nunca han sido muy buenos escuchando a sus mayores, pero nunca han dejado de imitarlos”. En concordancia con esta premisa, el Modelado para el Aprendizaje Socioemocional consiste en que el docente, y de hecho todo el personal de la escuela, se involucre en presentar a los estudiantes ejemplos positivos de cómo navegar a través del estrés y la frustración, mantener relaciones saludables y, al mismo tiempo, influir en el clima de aprendizaje.


Esta propuesta y la plantilla que la acompaña es para el uso del personal de la escuela. Expone los elementos de un plan de clase que puede desarrollarse en reuniones de docentes, por ejemplo, las del Consejo Técnico Escolar. La plantilla sugiere a los maestros cómo proceder para brindar a los estudiantes modelos que enriquezcan su manera de conducirse cotidianamente en el terreno socioemocional.


Las similitudes entre el Marco SEL propuesto en estas herramientas y los principios declarados en el Plan de Estudios 2017 son de llamar la atención. Este marco aborda cinco áreas de competencia amplias e interrelacionadas:


  1. Autoconciencia

  2. Autocontrol

  3. Conciencia social

  4. Habilidades para relacionarse

  5. Toma de decisiones responsables.


El Marco SEL se describe en el esquema siguiente y también podemos encontrar en él similitudes con las propuestas del plan de estudios vigente:


Como vemos, este esquema muestra componentes que podríamos relacionar con autoconocimiento, autorregulación, colaboración y empatía, aunque se refiera a ellos con otros términos, como autoconciencia, autocontrol, habilidades para relacionarse y toma de decisiones responsables. Por eso consideramos que la herramienta que presentamos aquí será de gran utilidad para que los docentes trabajen con el plan de estudios vigente.


Pueden descargar en el siguiente vínculo el documento completo de este Marco para el Aprendizaje Socioemocional.


La plantilla que les ofrecemos también es muy útil por los múltiples ejemplos que contiene para modelar frente a los estudiantes habilidades socioemocionales deseables. Por ejemplo, en la competencia de Autoconciencia, la plantilla propone modelar algunas reacciones como las siguientes:


  • Identificar y nombrar emociones en el momento: “Me siento ______ cuando suceden cosas como esta”.

  • Pida a los alumnos comentarios sobre sus prácticas educativas: “Hoy probé algo nuevo con esta actividad. ¿Qué piensan? ¿Deberíamos hacerlo de nuevo?”


Para la competencia de Autocontrol, la plantilla propone ejemplos como estos:


  • Demostrar estrategias de autorregulación y calma en formas apropiadas para la edad: “Me siento un poco frustrado, así que me detendré y tomaré un respiro antes de decidir qué hacer a continuación”.

  • Pida ayuda a los alumnos cuando sea apropiado: "Mi objetivo es dejar diez minutos al final para registrarme y terminar. ¿Pueden darme una señal si me olvido?"

Los invitamos a descargar y conocer esta plantilla y los múltiples ejemplos que propone para que los docentes modelen las habilidades socioemocionales frente a sus estudiantes. Desde luego, sugerimos que aprovechen aquellos que mejor se relacionan con las necesidades de sus alumnos y las características de su comunidad.


Encontrarán la plantilla, en un formato que les permitirá trabajar con ella, en este vínculo: Herramienta de Modelado SEL para maestros.




[1] Secretaría de Educación Pública. (2017). Áreas de desarrollo personal y social. En Aprendizajes Clave para la Educación Integral. Plan y programas de estudio para la educación básica (pp. 108–109).

[2] Íbid.




Fuente original: redmagisterial.com.

303 visualizaciones