top of page
Buscar

El poder del storytelling: 12 consejos para un regreso a clases exitoso contando historias

El regreso a la escuela es un momento emocionante y a menudo abrumador para los niños de preescolar y los primeros grados de primaria. Las nuevas aulas, los compañeros de clase y las rutinas pueden generar ansiedad en los pequeños, pero una herramienta poderosa para aliviar estas preocupaciones y fomentar un ambiente de aprendizaje positivo es el storytelling.

El storytelling, un término que se traduce al español como "narración de historias", consiste en una técnica comunicativa y artística que implica contar una historia de manera efectiva y cautivadora. A través de esta técnica, se crean narrativas persuasivas y emocionales con el propósito de transmitir un mensaje, idea, enseñanza o simplemente entretener al público.


En esencia, el storytelling es una herramienta poderosa para conectar con la audiencia a nivel emocional y personal. Al contar una historia de manera convincente, se puede capturar la atención del público, establecer empatía y crear una conexión profunda. Esto se logra al presentar personajes con los que el público puede identificarse, situaciones que resuenan con sus propias experiencias y conflictos que despiertan su interés.


Cuando el docente está construyendo sus primeros vínculos con los alumnos más pequeños, el storytelling no sólo captura la atención de los niños, sino que también los sumerge en mundos imaginarios que pueden ser educativos y, a la vez, reconfortantes. Aquí te presentamos doce consejos para aprovechar al máximo el storytelling en este regreso a clases.


1. Crea un vínculo emocional: Los niños pequeños se conectan profundamente con las emociones. Utiliza historias que exploren emociones como las que viven los pequeños, por ejemplo, la alegría de hacer nuevos amigos o la ansiedad ante lo desconocido. Al relacionarse con las emociones de las historias, los niños se sienten comprendidos y acompañados en las situaciones que viven.


2. Incorpora personajes familiares: Introduce personajes que los niños ya conocen y aman, como superhéroes, animales antropomórficos o personajes de cuentos clásicos. Los niños se sienten cómodos y se entusiasman con historias donde hay personajes que les son familiares y que viven aventuras emocionantes.


3. Fomenta la participación activa: Haz que los niños participen en la historia. Invítalos a tomar decisiones por los personajes o a completar partes de la trama. Esto no sólo mantiene su atención, también desarrolla sus habilidades de toma de decisiones y pensamiento crítico.


4. Relaciona las historias con la vida escolar: Utiliza historias que se relacionen con las experiencias que se viven en la escuela como son los desafíos académicos, el trabajo en equipo o la resolución de conflictos. Estas historias pueden servir como ejemplos y puntos de discusión para enseñar importantes lecciones de vida.


5. Estimula la creatividad: Después de contar una historia, invita a los niños a crear sus propias versiones. Pueden dibujar ilustraciones, escribir finales alternativos o incluso actuar la historia. Esto fomenta la imaginación y empodera a los niños que se convierten en narradores en su propia medida.


6. Crea un rincón de cuentos: Designa un espacio en el aula donde los niños puedan explorar libros y crear sus propias historias. Llena ese rincón con libros que aborden temas relevantes para el regreso a clases y materiales para dibujar o escribir.


7. Integra el movimiento al contar la historia: Combina el storytelling con actividades físicas. Por ejemplo, los niños pueden actuar los personajes mientras escuchan la historia o hacer movimientos que representen eventos clave. Esto les permite liberar energía y participar activamente en la narración.


8. Enseña valores a través de las historias: Selecciona cuentos que enseñen valores importantes como la amistad, la empatía y la resiliencia. Discute con los alumnos estos valores después de narrar la historia, pregunta a los niños cómo pueden aplicarlos a sus interacciones diarias.


9. Invita a padres y tutores: Anima a los padres y tutores a unirse a las sesiones de storytelling. Esto fortalece la conexión entre el hogar y la escuela, además, brinda a los padres la oportunidad de continuar las conversaciones sobre las historias en casa.


10. Incorpora ejes articuladores como la interculturalidad crítica y la inclusión: Elige historias que celebren la interculturalidad en todas sus formas y en las que se practique la inclusión. Esto ayuda a los niños a comprender y respetar las diferencias, creando un entorno inclusivo y multicultural en el aula.


11. Utiliza recursos visuales: Apoya tus narraciones con imágenes, ya sea mediante ilustraciones en libros o tarjetas que representen momentos claves de la historia. Esto refuerza la comprensión y la retención de la narración.


12. Adapta las historias a las edades y niveles de tus alumnos: Asegúrate de seleccionar historias y actividades adecuadas para la edad y nivel de desarrollo de los niños. Los cuentos simples y emotivos son ideales para preescolar, mientras que los primeros grados de primaria pueden disfrutar de historias más complejas.


En el emocionante proceso de regresar a la escuela, el storytelling se erige como un aliado invaluable para los educadores y padres. Al utilizar estos consejos, puedes convertir las preocupaciones en curiosidad y la ansiedad en entusiasmo, brindando a los niños una experiencia de regreso a clases llena de aprendizaje, imaginación y crecimiento personal.



Fuente original: redmagisterial.com/



247 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page