Buscar

10 tips para mantener a tus alumnos enganchados en la clase

¿Recuerdas cómo era la dinámica de las clases cuando estabas cursando la primaria o la secundaria? ¿Cuántas veces escuchamos de nuestros hermanos, padres o abuelos que ellos aprendieron sin tecnología? Y convencidos de esto quieren replicar el mismo estilo de aprendizaje-enseñanza con sus hijos, nietos o hermanos cuando los auxilian en sus actividades académicas, argumentando que si ellos aprendieron de esa forma, sus familiares también lo harán.



Y sin esperarlo o desearlo, a partir de la contingencia sanitaria, la tecnología tomó importancia en las clases a distancia para no perder el curso. Algo que hemos podido notar en primera instancia es que los niños y niñas en general están muy integrados con la tecnología gracias al uso de tabletas, computadoras, celulares o videojuegos, con los que interactúan de manera activa, lo cual a veces hace que sea difícil para nuestros alumnos mantener la atención frente a una pantalla si solo actúan como espectadores mientras desarrollamos la clase. Y es así en cada asignatura.


En una entrada anterior, hicimos algunas recomendaciones acerca de cómo fomentar la interactividad en el aula cuando trabajamos a distancia. Hoy queremos compartir contigo algunos tips que te pueden ayudar a mantener la atención de los alumnos en la clase.


Como puedes constatar, no son técnicas desconocidas. Estas ideas vienen de profesores como tú que se han tomado en serio el desarrollo de su creatividad para implementar estrategias que les permiten colaborar en el desarrollo de sus alumnos, y que ellos resientan menos tomar clases en la modalidad a distancia. ¿Qué tip te gustaría compartir con nosotros?


  1. Sé claro(a) en las reglas: Seguro ya lo has hecho, pero no está demás recordar a tus alumnos el reglamento del aula. Fomenta el respeto, la participación y la escucha activa. Para organizar la participación pide que levanten la mano en la plataforma de videollamadas que usan o que soliciten la participación por medio del chat.

  2. Crea un ambiente de confianza para todos: Es importante hacerles saber que toda pregunta es importante y que incluso los errores sirven como base para el aprendizaje. Invita a tus alumnos a que juntos corroboren la pertinencia de las soluciones a los problemas planteados y, de manera respetuosa, rescaten las mejores opciones, para que adquieran confianza y participen.

  3. Reconoce en público, corrige en privado: En ocasiones tendremos alumnos a los que se les dificulte cumplir con las reglas y existe una alta probabilidad de que distraigan al resto del grupo. Recuerdo una clase donde la docente (muy creativa por cierto), de manera automática corregía constantemente a un alumno en particular, en frente de sus compañeros, ya sea porque no trabajaba, porque se distraía, porque no contestaba lo que se le preguntaba, y muchas razones más. Y aunque no era el único con estos detalles, sí era el que más resaltaba. Entendí, por sus expresiones, que el niño no quería estar ahí. Si bien no estamos de manera presencial en las aulas, te recomiendo que si detectas un problema, programes una plática con tu alumno o alumna, con el apoyo de tu superior. Si esto no funciona, puedes hablar con los papás exponiendo el punto para llegar a un acuerdo. Si el problema no es mayor, puedes usar frases del tipo “Esperaré a que todos prendan su cámara”, “Estoy esperando que dos alumnos prendan su cámara”... etc. Como no querrán ser señalados, ellos mismos atenderán la indicación. Esta estrategia la aprendí de un colega que colaboró con la organización “Enseña por México” y hemos comprobado en nuestras capacitaciones y observaciones que los alumnos responden bien.

  4. Usa distintas estrategias para el trabajo en el aula: La planeación es importante. Te recomendamos implementar distintas metodologías y actividades en esta. Por ejemplo, un mes puedes combinar el Aprendizaje Basado en Proyectos con la recabación y concreción de aprendizajes en una lluvia de ideas y posterior intervención tuya. El siguiente mes puedes seguir usando el Aprendizaje Basado en Proyectos y el aula invertida. En cuanto a las actividades usa los recursos como debates o mesas redondas, e incorpora el uso de herramientas tecnológicas que te pueden ayudar a crear productos como un programa de radio o un podcast, sin importar si das la clase de Geografía, Español o Ciencias.

  5. Auxíliate de una pizarra interactiva para monitorear el trabajo individual: Te recomendamos utilizar una pizarra interactiva que te permita asignar actividades de manera individual. La aplicación Whiteboard.fi te permite crear una pizarra en el momento y compartir una actividad, ésta te permitirá ver en una sola interfaz lo que hacen tus estudiantes y lo mejor es que la actividad se puede descargar. Google Jamboard o los documentos de Google te permiten asignar una pizarra con copia para cada alumno en Google Classroom, de esta manera podrás verificar quién está trabajando así como detectar los posibles errores que estén cometiendo, así tu intervención será más puntual. Si detectas que los estudiantes no están atentos, realiza una pregunta y, si no obtienes respuesta, para atraer su atención, comenta que algunos compañeros están realizando determinado procedimiento. Esto involucra a todos los estudiantes y evita que se haga esa división entre los alumnos que participan y los que no. Para evitar los tiempos muertos, puedes pedir a los alumnos que terminen más rápido que ayuden a un compañero y así les confieres responsabilidad a ambos; también puedes asignar actividades diferidas en Google Classroom.

  6. Asigna tiempos específicos a cada actividad: La asignación y cumplimiento de los tiempos determinados para el cumplimiento de las actividades es una estrategia efectiva que ayudará a tus alumnos a que se concentren. Te sugerimos ser firme para que se acostumbren a entregar sus actividades en tiempo y forma. Plataformas como Classroomscreen cuentan con un cronómetro así como con una pizarra donde puedes concentrar las actividades de la clase.

  7. Fomenta la interactividad: Pear Deck es un complemento de las presentaciones de Google que ayuda a rescatar las ideas de los alumnos al principio, durante y al cierre de una clase. Una ventaja es que te proporciona plantillas que te facilitan hacer preguntas de la clase y los alumnos pueden contestar sin que se presente en pantalla el nombre de los participantes aunque para acceder a la presentación deberán introducir su correo; así podrás guardar y revisar más tarde las respuestas. Cuando requieras hacer preguntas referentes al tema, puedes usar preguntas abiertas, de opción múltiple, pedir que pongan en un organizador gráfico sus ideas, etc.

  8. Asigna participación al azar: Herramientas como Flippity, ClassDojo o Classroomscreen te facilitarán asignar participaciones al azar. Sólo deberás introducir los nombres, la plataforma asigna la participación, lo que resulta más justo y de este modo los alumnos deberán estar preparados para contestar en cualquier momento.

  9. Usa un pase de salida: Una rutina que utiliza una compañera, maestra de segundo grado, es que para que sus alumnos se puedan desconectar de la sesión les hace una pregunta referente a la clase. Por ejemplo, si vieron los conceptos de singular y plural, a cada niño le hace una pregunta tipo “¿las casas es singular o plural?” y solo después de responder les permite desconectarse. Los niños se retiran con una buena sensación dado que para ellos y los papás que observan (sobre todo en el primer ciclo) han aprendido el concepto. También es una forma de monitorear si se necesita reforzar algún concepto en la siguiente clase. Otra idea para otorgar pases de salida es usar herramientas de ludificación o “gamificación” para evaluar los conceptos. Esto se puede hacer un día a la semana para que los alumnos ¡esperen con ansia el momento!

  10. Usa el movimiento para que los alumnos se concentren: Me tocó observar una clase donde el profesor inició repasando las tablas de multiplicar y para hacerlo de manera dinámica, pidió a sus alumnos que previamente elaboraran tarjetas con la multiplicación en una y el resultado en otra (como un memorama). En la clase, les pidió pegar las tarjetas en la pared al azar y sus indicaciones fueron tipo “Saltando en un pie busquen la pareja del 7x2”; como los alumnos tenían las cámaras activadas era divertido verlos saltando; mientras avanzaba la dinámica aumentaba la complejidad de la tarea física, con indicaciones como “En cuclillas, como las ranitas, busquen el resultado de 7x6”. Me sorprendió ver la concentración de los alumnos para cumplir con lo requerido. Para grados superiores puedes usar técnicas de respiración, puedes ponerlos a cantar, a hacer algunas flexiones o incluso yoga, de tal manera que puedas traerlos al aquí y al ahora.



Fuente original: redmagisterial.com.

58 vistas

Entradas Recientes

Ver todo