top of page
Buscar

¡Piensa fuera de la caja y encuéntrate con tu creatividad!

Actualizado: 24 may 2023

La importancia del arte en la educación va más allá de cumplir los objetivos de la educación artística. Al involucrar a los estudiantes en actividades artísticas se desarrollan habilidades y actitudes que permiten enfocar los problemas y resolverlos de maneras creativas y diferentes, incluso si son problemas que no están relacionados con las disciplinas artísticas.

El Ministerio de la Cultura, las Artes y el Patrimonio de Chile, publicó un manual titulado: Por qué enseñar arte y cómo hacerlo en el que detalla los beneficios de educar a los estudiantes en el arte:


“Cuando la educación se encuentra con el arte y la cultura, se abre una vía que brinda a niños, niñas y jóvenes la posibilidad de desarrollar todo su potencial. Una educación artística y cultural rica, con sentido, bien pensada y ejecutada, no sólo ayuda a los y las estudiantes a enriquecer sus proyectos artísticos, motivándolos a utilizar de manera creativa todos los recursos locales a su alcance, sino también a formular propuestas que van en beneficio de su desarrollo”.[1]


Por otro lado, la UNESCO ha señalado que “la educación artística desempeña una función importante en la transformación de los sistemas educativos y contribuye directamente a la solución de los problemas sociales y culturales que afronta el mundo contemporáneo". Es por eso que este organismo promueve las artes en la educación a lo largo de toda la vida.[2]


Practicar durante la educación una o más disciplinas artísticas, impulsa la creatividad, la innovación y la diversidad cultural. Por eso es importante apoyar y promover a los artistas y la libertad artística. Según la Unesco, el desarrollo del arte “fomenta los medios para lograr un mundo libre y pacífico”.[3]


El arte en la educación también puede ayudar a alcanzar propósitos formativos que no están necesariamente relacionados con la apreciación, disfrute o aprendizaje de una disciplina artística.


Los docentes del mundo lo hacen todos los días, por ejemplo, cuando se usan ejercicios de comprensión lectora e incluso de creación literaria para fomentar los valores que hacen posible la convivencia pacífica; otro ejemplo sería el uso de una puesta en escena para promover la comprensión lectora.[4]


Algunas de las habilidades que se desarrollan gracias a la educación artística incluyen las siguientes:[5]

Vamos a enfocarnos en el pensamiento divergente. Éste consiste en la capacidad para ver los problemas desde puntos de vista inusuales. Es conocida también como la habilidad para “pensar fuera de la caja” y ofrecer soluciones que no habrían sido concebidas si se observa al problema desde las perspectivas usuales. Esta forma de pensamiento se ha vuelto una cualidad deseable en el mercado laboral de hoy y probablemente será relevante en los empleos del futuro.


En su artículo titulado: Impulse la creatividad en el aula con el pensamiento divergente, Stacy Goodman, una artista y educadora de Oakland, California, propone múltiples estrategias para desarrollar el pensamiento divergente a través de habilidades artísticas. A continuación mencionamos tres tipos de actividades que pueden impulsar este tipo de pensamiento y la creatividad de los alumnos en el aula.


La autora se refiere a este tipo de actividades como estrategias artísticas y las utiliza para que los alumnos estén menos preocupados por la interpretación exacta de la realidad y tengan la mente abierta para la poesía, la metáfora y la idea de que no existe una sola respuesta para resolver un problema.


Tres de las estrategias que usa son las siguientes:


  • Collage: Esta actividad consiste en reunir imágenes dispares y encontrar relaciones entre ellas basadas en la estética, el absurdo o los arreglos espaciales. Se trata de desvincular las imágenes de sus roles literales. Esto abre la mente para el pensamiento no lineal.


















  • Readymade: Esta estrategia consiste en tomar objetos ordinarios, cambiarles el nombre de forma lúdica e incluso volver a imaginar cómo funcionan.

















Como parte de esta estrategia, se invita a los alumnos a que usen el material y la forma de los objetos cotidianos, pero reinventándolos.


  • Pareidolia: en ocasiones, al ver cierto objeto encontramos en él la forma de otro, por ejemplo, ver una mariposa en una nube o ver un pequeño rostro en un contacto eléctrico de tres clavijas. Un ejemplo está en el cortometraje de animación The Deep del artista Pes, donde vemos objetos cotidianos convertidos en animales marinos. Pídeles que fotografíen ejemplos de Pareidolia en su entorno.

La profesora de arte Stacy Goodman concluye su artículo señalando que las estrategias de pensamiento divergente nos ayudan a comprender mejor las diferencias en todas las áreas de la vida de nuestros estudiantes y podrían ayudarnos a construir un mundo más tolerante, además de beneficiar a los alumnos potenciando su creatividad.


 

[1] Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. (n.d.). Por qué enseñar arte y cómo hacerlo. Recuperado el 10 de abril de 2023, de https://www.cultura.gob.cl/wp-content/uploads/2016/02/cuaderno2_web.pdf

[2] Las Artes y la Educación Artística. UNESCO. (2022, July 21). Recuperado el 10 de abril de 2023, de https://es.unesco.org/fieldoffice/santiago/cultura/artes

[3] Día Mundial del Arte - 2020. UNESCO. (2020, June 8). Recuperado el 10 de abril de 2023, de https://es.unesco.org/commemorations/worldartday/2020

[4] Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Op. Cit.

[5] Íbid.

[6] Goodman, S. (2015, August 12). Fuel creativity in the classroom with divergent thinking. Edutopia. Recuperado el 10 de abril de 2023, de https://www.edutopia.org/blog/fueling-creativity-through-divergent-thinking-classroom-stacey-goodman




Fuente original: nem.redmagisterial.com/nem



261 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page