Buscar

Red Magisterial Contigo: La nueva app educativa

Actualizado: jul 16

La nueva aplicación de Red Magisterial Contigo para teléfonos celulares o móviles fue creada para que los docentes del país, como tú, accedan a todo el contenido pertinente y útil para crear las mejores clases desde la palma de la mano. ¿Cómo llegamos a este momento? ¡Descúbrelo!


De las apps


Sabemos, con toda certeza, que ya no es posible una educación escolar sin acceso a un mínimo de aplicaciones móviles. Las llamadas apps, apócope de applications (aplicaciones, simple y llanamente) son aquellas que usamos en un teléfono celular o móvil. ¿Quién que tenga uno, con un mínimo de conexión a internet o datos, no tiene alguna app de red social, de comunicación instantánea o de juegos interactivos?



Pero ¿qué son exactamente las app, para qué sirven y desde cuándo son y están omnipresentes en nuestra vida?


Sin contar una larga historia del nacimiento, multiplicación y florecimiento de las app en el jardín de la tecnología digital, podemos quedarnos con algunos frágiles datos al día de hoy. Por ejemplo, podemos decir que las grandes empresas que ofrecen este tipo de recursos son: Apple App Store para su sistema iOS (con más de 2 millones de aplicaciones al 2020), Google Play para Android (con casi de 3 y medio millones de aplicaciones), Windows store (casi 700 mil), Amazon App Store (casi 500 mil) (Statista 2021).


La “tienda de las apps” que hizo la tarea de perfilar las aplicaciones móviles tal y como las entendemos y usamos actualmente fue la de Apple, aunque los “narradores” de esta historia reciente coinciden en que la app pionera nació en 1997, llamada Snakes, de Nokia, la empresa de tecnología finlandesa, para su modelo 6110. Snakes es (aún se puede encontrar en plataformas) la app preinstalada en los móviles de esa marca con el fin de entretener a las personas en el lapso de entre llamadas y mensajes de texto.


Las apps para entretener y algo más


Quizá la finalidad de entretener sea la clave de esta y otras apps a lo largo del tiempo (Candy Crush, Pokémon GO, Minecraft). No obstante, ahora las aplicaciones móviles son mucho más (miren que no es poco el entretener) y sirven para múltiples cosas. Desde la irrupción de lo que se llamó la web 2.0 en los dosmiles, comunicar lo es todo. Las redes “privadas”, a veces académicas, de información ubicua aunque unidireccional o de comunicación –en el mejor de los casos– asíncrona, se transformó en un fenómeno que no ha dejado de crecer. La red se hizo social.


Las apps de comunicación social más populares e influyentes son Facebook, WhatsApp, Instagram, Google Maps, YouTube, Twitter, entre algunas otras, dependiendo la plataforma de descarga de que hablemos. (Véase la evolución en este video en YT)


Sin embargo, el carácter de lo social en las redes digitales a través de internet se ha ido ampliando a una velocidad sin precedente, emulando, en principio, algunas de las formas de la sociabilidad presenciales, como las videollamadas para las charlas de café. Pero las apps también han hecho posible que en un dispositivo como es el smartphone las personas comunes podamos saber el clima y los husos horarios de todo el mundo, conocer nuestros niveles cardiacos en reposo o en actividad, lo niveles de “toxicidad” de los alimentos industrializados o nuestros niveles de azúcar en la sangre; o bien acceder al cine, a la música grabada o en vivo y a miles horas de video de forma ilimitada (no confundir con gratuita); y a todo esto se ha unido la posibilidad de no ser sólo los consumidores de todo ello (insisto, nada despreciable), sino creadores mismos, configurando con ello nuevas aficiones e incluso profesiones, como la de youtuber o booktuber, podcaster e influencer de todo tipo vía video, audio, texto e incluso mediante apps propias.


La oferta de aplicaciones a la que tenemos acceso es abrumadora por ilimitada. Porque hay apps gratuitas con publicidad, gratuitas asociadas a suscripciones, de costo económico y apps de costo considerable de un solo pago, o bien de renta mensual, como Spotify o YouTube Music. También las hay para acceder a información que antes sólo era accesible de forma impresa, como periódicos y revistas (de México y el mundo), enciclopedias, como la Britannica o Wikipedia; para administrar cuentas de instituciones bancarias, comprar en línea (vease el crecimiento de Amazon) en supermercados, librerías, súpers; acceder a servicios de taxis y entregas a domicilio; hay apps globales, de sector, de nicho… y un largo etcétera, incluidas las apps educativas.


Las apps educativas


En este inmenso bosque digital que representa millones de dólares de facturación, millones de usuarios y clientes, millones de empleos directos e indirectos, es que fructifican las apps con vocación educativa, ya sea por su origen o derivada de los beneficios de aplicaciones ya existentes, con modelos de acceso de maneras diversas.


Sólo por manejar un ejemplo de aplicaciones móviles, Google ha decidido invertir talento para la educación a partir de sus plataformas de ofimática (Docs, Slides, Sheets) y de organización empresarial, en particular con Google for Education (2014). Debido a esto, las apps de Google como Classroom, Drive, Maps, YouTube son de las más descargadas. Estas aplicaciones, además, se ejecutan de manera “transparente” tanto desde el móvil como de una computadora de escritorio, lo que facilita su uso y administración de las comunicaciones y documentación personales. Mención aparte son Meet y las aplicaciones de productividad asociadas a Google (en el entorno G Suite, ahora Workspace): una, por su relevancia en el entorno de la pandemia de COVID-19 que ha facilitado de forma sencilla y estable las comunicaciones por videollamada; y las otras, por ser un complemento necesario y diverso para lograr la interacción necesaria en el ámbito educativo. Entre ellas, destacan Jamboard, Pear Deck o Geogebra.


La app disponible para la red educativa


De la misma manera, con este mismo ánimo de vocación educativa, Red Magisterial Contigo (disponible para Android y iOS), la app de Red Magisterial de última generación, recién lanzada a la comunidad, ofrece todo el contenido de las secciones más populares de la plataforma, como son Planea, MED y Evalúa.




Ofrece a la comunidad de maestros registrados los planes de clase diseñados ex profeso para cada contenido de los programas de estudio vigentes, materiales digitales especialmente seleccionados para cada contenido programático y un banco de reactivos único en el mercado, diseñado para elaborar las mejores evaluaciones diagnósticas, intermedias, de fin de trimestre o curso… todo en la palma de la mano.


Por si fuera poco, la app de Red Magisterial Contigo, en sus versiones de registro o Meritum, se vincula naturalmente con las funciones de Classroom de Google for Education, así como a formularios de Google, con clave de respuestas, a partir del banco de reactivos, que hacen del proceso de evaluación una actividad altamente sencilla, productiva e, incluso, divertida.





Su uso es sencillo e intuitivo. Es una app poderosa que ayuda a tener en todo momento y a la mano las planeaciones de clase y los materiales interactivos favoritos. Lo que significa que un breve tiempo de exploración, por parte de los docentes, a partir de los intereses de la clase y del propio maestro, se accede de manera personalizada a los contenidos.


Un aspecto a destacar en este momento de un próximo regreso a clases de manera presencial, a distancia o mixto, es que con la app de Red Magisterial Contigo se pueden explorar materiales propios del grado y materia a impartir en el ciclo escolar, pero, sobre todo, se puede acceder de manera sencilla y productiva a los materiales del grado inmediatamente anterior, o al anterior, o al anterior… ya sea de planeaciones, MED o reactivos para construir evaluaciones diagnósticas, tanto de los contenidos del plan 2011 o de 2017.


Ven a la app de Red Magisterial Contigo desde las plataformas Android o iOS, regístrate con tu cuenta abierta o de socio Meritum y aprovecha lo mejor de la educación en la palma de tu mano.








Fuente original: redmagisterial.com.
















368 vistas