Buscar

Estrategias para el trabajo híbrido en el aula

Uno de los grandes retos que están enfrentando las escuelas en el nuevo ciclo escolar es disponer de las instalaciones adecuadas, sanitizar los espacios y, desde luego, prepararse para un esquema híbrido, en donde una parte de los alumnos acudirá de manera presencial y otra parte lo hará de forma virtual. En algunos centros educativos se está decidiendo si los alumnos que estarán presentes de manera virtual tomarán clases de manera sincrónica o asincrónica. Y así, cada comunidad educativa está creando la estrategia que beneficie a los alumnos.



En este contexto, te dejamos algunas sugerencias de trabajo que se pueden implementar en el modelo híbrido en el aula:


a. Graba tus clases presenciales y asigna la grabación a los alumnos que no se pueden conectar de manera sincrónica y virtual. Esta es una forma fácil de atender ambas modalidades. En este escenario:

  • El docente comparte el vínculo de la grabación en Google Classroom o por el medio que tiene para comunicarse con sus alumnos. Asigna actividades y retroalimenta las entregas. (Recomendamos subir las grabaciones y evidencias de los alumnos a Google Drive. Al asignar o compartir tendrás menos complicaciones con tu ancho de banda.)

  • El alumno analiza la información del video y se espera que exponga las dudas a su docente por el medio de comunicación utilizado. Resuelve las actividades asignadas y las envía.

  • Ventajas:

  • Los alumnos ingresarán y avanzarán a su propio ritmo

  • Desventajas:

  • No se aclaran las dudas en el momento

  • Requiere de compromiso por parte del estudiante (y de los padres)

  • La verificación de la comprensión no se puede efectuar en tiempo real

  • Deberás tener una buena organización dentro de Google Drive o la unidad donde guardes tus evidencias, si usas alguna aplicación de mensajería, recomendamos descargarlas en un solo lugar.

b. Organiza a tus alumnos para trabajar de manera colaborativa. Si el contexto permite que tus alumnos participen de manera virtual, se puedan conectar a la clase de manera sincrónica. Organiza tu espacio de tal manera que puedas conectar un proyector a tu equipo y desarrolla la clase desde ahí. Si necesitas modelar un procedimiento, te recomendamos apoyarte de una pizarra digital. Recuerda que todo se estará proyectando, así que los alumnos que se encuentren de manera presencial podrán ver el proceso en el pizarrón. Una vez terminada la modelación, sugerimos asignar actividades para que se trabajen de manera colaborativa. Esto permitirá que puedas atender ambas modalidades en el momento y atraer la atención de tus estudiantes, si es necesario, para despejar dudas comunes. En este escenario:


  • El docente: Proyecta su presentación y utiliza una pizarra digital para modelar algún procedimiento. Comparte pantalla para los alumnos que se encuentran de manera virtual presentando recursos adicionales y proyecta en el pizarrón para aquellos que se encuentren en el aula. El docente se apoya en un alumno al que llamaremos monitor, que pueda dar voz a los alumnos que se encuentran de manera virtual cuando el docente está asistiendo a los alumnos en el trabajo presencial. Para formar grupos pequeños usando las herramientas de Google Workspace, recomendamos las salas de Chat (Chat de Google Workspace) o crear diferentes vínculos que puede estar reutilizando a lo largo del ciclo escolar. Puede solicitar el trabajo desarrollado en ambas modalidades dentro de Google Classroom.

  • El alumno que se encuentra de manera presencial observa la clase desde su lugar y trabaja de manera colaborativa cuando recibe la indicación de la actividad. El alumno que se encuentra de manera virtual observa la clase desde su dispositivo y trabaja en equipos cuando se recibe la indicación de la actividad. Si tiene dudas, las escribe en el chat y el alumno monitor las expone ante el profesor.

  • Ventajas:

  • Atiende ambas modalidades

  • Fomenta la retroalimentación entre compañeros

  • Fomenta el desarrollo de habilidades de comunicación y trabajo en equipo

  • Pone al alumno al centro y permite que tome una parte activa dentro de su aprendizaje

  • Requiere de una buena planificación, pero una vez establecida la dinámica, se lograrán los objetivos sin sobrecargar al docente

  • Desventajas:

  • Al principio se puede volver un poco estresante al tratar de guiar la sesión completa y atender a cada alumno de manera independiente.

c. Aprovecha el aula invertida. El aula invertida es un modelo pedagógico que asigna recursos previos a la clase para que los alumnos los revisen y resuelvan actividades que requieran habilidades de pensamiento de orden inferior; mientras que en el aula se consolidan los aprendizajes con actividades que requieran del uso de habilidades de orden superior y la intervención del docente. Lo resumimos en las siguientes imágenes:


Fig. 1 Modelo Tradicional



Fig. 2 Aula invertida


En este último escenario:


  • El docente realiza una curaduría de contenido y hace un reservorio de recursos que podrá asignar a sus alumnos. Si es necesario, crea su propio contenido y asigna mediante Google Classroom o la herramienta de comunicación que usa con sus alumnos. Asigna una actividad que le permita comprobar que sus alumnos revisaron el material. Se aconseja que la actividad sea pensada para que los alumnos puedan resolverla de manera independiente; en el aula se consolidarán los aprendizajes asignando actividades que requieran la aplicación de lo aprendido; por ejemplo, con la creación de organizadores gráficos, resolución de problemas, retos, proyectos, etc. En algún punto de la clase se sugiere la verificación de la comprensión mediante un cuestionario hecho con la herramienta de tu preferencia.

Se sugiere detallar el minuto a minuto en el plan de clases para que se puedan resolver las dudas en el aula, trabajar de manera individual y/o colaborativa y llevar a cabo la verificación de la comprensión.


  • El alumno recibe el material de la actividad asignada previo a la clase, que deberá revisar y resolver. En clase, presenta sus dudas y se involucra de manera proactiva en las actividades asignadas.

  • Ventajas:

  • Se utiliza el tiempo de clase para resolver dudas de manera inmediata

  • Se emplea el tiempo de clase para involucrar a los alumnos en diferentes actividades que tienen la finalidad de cumplir con el aprendizaje esperado

  • Confiere responsabilidad al alumno sobre su propio aprendizaje

  • Se reutilizan los materiales creados con anterioridad.

  • Desventajas:

  • Al principio se debe invertir tiempo para crear los materiales necesarios.

Estas son sólo algunas ideas de cómo trabajar de manera híbrida. Aunque no son las únicas, te invitamos a probarlas de manera gradual y, si te funcionan, entonces podrás adoptarlas o combinarlas con otras estrategias y enriquecer tu labor. Cuando las pruebes, te invitamos a compartir tus experiencias con nosotros.




Fuente original: redmagisterial.com.

87 vistas

Entradas Recientes

Ver todo