Buscar
  • IESPE

5 secretos que sí funcionan para mejorar el aprendizaje en línea

5 secretos que sí funcionan para mejorar el aprendizaje en línea


Llamar a 2020 un año turbulento sería quedarse corto. A medida que la pandemia interrumpió la vida en todo el mundo, los profesores se esforzaron por transformar sus aulas físicas en virtuales, o incluso híbridas, y los investigadores empezaron a recopilar información sobre lo que funciona y lo que no funciona en los entornos de aprendizaje en línea de todo el mundo.


Así inician su artículo los autores Youki Terada y Stephen Merrill del portal de la fundación educativa Geoge Lucas, Edutopia. A continuación, presentamos las conclusiones de algunos de los estudios que estos autores han destacado en su publicación.



1. PARA ENSEÑAR VOCABULARIO, DEJE QUE LOS NIÑOS SEAN PROTAGONISTAS


Al estudiar un nuevo idioma, pida a sus alumnos que representen con movimientos las palabras del nuevo vocabulario que están aprendiendo. Es divertido dar rienda suelta al actor interior de un niño, por supuesto, pero un estudio de 2020 concluyó que casi duplica su capacidad para recordar las palabras meses después.


Los investigadores pidieron a los estudiantes de 8 años que escucharan palabras en otro idioma y luego usaran sus manos y cuerpos para imitar las palabras, por ejemplo, abriendo los brazos y fingiendo volar, cuando aprendían la palabra alemana flugzeug, que significa “avión”. Después de dos meses, estos jóvenes actores tenían un notable 73 por ciento más de probabilidades de recordar las nuevas palabras que los estudiantes que habían escuchado sin gestos acompañantes.


Es un simple recordatorio de que, si desea que los estudiantes recuerden algo, anímelos a aprenderlo de varias formas: dibujándolo, representándolo o combinándolo con imágenes relevantes.


2. LOS NEUROCIENTÍFICOS DEFIENDEN EL VALOR DE ENSEÑAR LA ESCRITURA A MANO, UNA VEZ MÁS


Para la mayoría de los niños, escribir simplemente no es suficiente. En 2012, los escáneres cerebrales de niños prealfabetizados revelaron circuitos de lectura cruciales que cobraban vida cuando los niños escribían letras a mano y luego intentaban leerlas. El efecto desapareció en gran medida cuando se mecanografiaron las letras.


Más recientemente, en 2020, un equipo de investigadores estudió a niños mayores, estudiantes de séptimo grado, mientras escribían a mano, dibujaban y mecanografiaban palabras, y concluyeron que la escritura y el dibujo producían trazos neuronales reveladores que indicaban un aprendizaje más profundo.


“Siempre que se incluyen movimientos autogenerados como estrategia de aprendizaje, se estimula una mayor parte del cerebro”, explican los investigadores, antes de hacerse eco del estudio de 2012: “También parece que los movimientos relacionados con la escritura del teclado no activan estas redes de la misma manera que hacen el dibujo y la escritura ".


Sin embargo, sería un error reemplazar la mecanografía con la escritura a mano. Todos los niños necesitan desarrollar habilidades digitales, y hay evidencia de que la tecnología ayuda a los niños con dislexia a superar obstáculos como tomar notas o escribir a mano ilegible, lo que finalmente los libera para "usar su tiempo para todas las cosas en las que pueden sobresalir", dice el Centro de Yale para la dislexia y la creatividad.


3. LOS ESTUDIANTES QUE GENERAN BUENAS PREGUNTAS SON MEJORES APRENDICES


Algunas de las estrategias de estudio más populares (resaltar pasajes, releer notas y subrayar oraciones clave) también se encuentran entre las menos efectivas. Un estudio de 2020 destacó una alternativa poderosa: lograr que los estudiantes generen preguntas sobre su aprendizaje y presionarlos gradualmente para que hagan más preguntas de sondeo.


En el estudio, los alumnos que estudiaron un tema y luego generaron sus propias preguntas obtuvieron un promedio de 14 puntos porcentuales más alto en una prueba que los estudiantes que usaron estrategias pasivas como estudiar sus notas y releer material de clase. Los investigadores encontraron que la creación de preguntas no solo anima a los estudiantes a pensar más profundamente sobre el tema, sino que también fortalecía su capacidad para recordar lo que estaban estudiando.


Hay muchas formas interesantes de hacer que los estudiantes creen preguntas altamente productivas: al crear una prueba, puede pedirles a los estudiantes que envíen sus propias preguntas.


4. UN SECRETO PARA CREAR AULAS VIRTUALES DE ALTO RENDIMIENTO


En 2020, un equipo de la Universidad Estatal de Georgia compiló un informe sobre las mejores prácticas de aprendizaje virtual. Si bien la evidencia en el campo es "escasa" e "inconsistente", el informe señaló que problemas logísticos como acceder a materiales, y no problemas específicos de contenido como fallas de comprensión, a menudo se encuentran entre los obstáculos más importantes para el aprendizaje en línea. No era que los estudiantes no entendieran la fotosíntesis en un entorno virtual, en otras palabras, era que no encontraron (o simplemente no tuvieron acceso) a la lección sobre fotosíntesis.


Esa idea básica se hizo eco de un estudio de 2019 que destacó la necesidad crucial de organizar las aulas virtuales de manera más intencionada que las físicas. Los profesores remotos deben utilizar un único centro, dedicado para documentos importantes y tareas; simplifique las comunicaciones y los recordatorios utilizando un solo canal de comunicación con los alumnos. Esto ayudará a reducir el desorden visual y las fuentes difíciles de leer. Evite decoraciones innecesarias en sus espacios virtuales. (En Red Magisterial pensamos que la vía de comunicación ideal es Google Classroom).


Debido a que las herramientas son nuevas para todos, la retroalimentación periódica sobre temas como la accesibilidad y la facilidad de uso es crucial. Los profesores deben publicar encuestas sencillas con preguntas como "¿Has encontrado algún problema técnico?" y "¿Puedes localizar fácilmente las tareas que te asigné?" Esto ayudará a garantizar que los estudiantes experimenten un espacio de aprendizaje virtual que funcione sin problemas.


5. LOS INVESTIGADORES PONEN EN DUDA LA TAREA DE "ENCONTRAR LA IDEA PRINCIPAL"


“El contenido es comprensión”, declaró un estudio del Fordham Institute de 2020, con una nota de desafío al establecer su posición en el debate en curso sobre la enseñanza de habilidades de lectura intrínsecas versus la enseñanza del contenido.


Si bien los estudiantes de primaria pasan una enorme cantidad de tiempo trabajando en habilidades como "encontrar la idea principal" y "resumir", tareas que nacen de la creencia de que la lectura es una habilidad discreta y entrenable que se transfiere sin problemas a través de las distintas áreas de contenido, estos jóvenes lectores no están experimentando “las ganancias adicionales de lectura que esperaban los educadores bien intencionados”, concluyó el estudio.


Entonces, ¿qué funciona? Los investigadores analizaron datos de más de 18,000 estudiantes de primaria, enfocándose en el tiempo dedicado a áreas temáticas como matemáticas, estudios sociales. Encontraron que “estudios sociales es la única asignatura con un efecto claro, positivo y estadísticamente significativo en la mejora de la lectura". En efecto, exponer a los niños a un contenido rico en educación cívica e historia pareció enseñar a leer de manera más eficaz que nuestros métodos actuales de enseñanza de la lectura.


Quizás el desafío ya no sea necesario: las conclusiones de Fordham se están convirtiendo rápidamente en sabiduría convencional y se extienden más allá de la afirmación limitada de leer textos de estudios sociales. Según Natalie Wexler, autora del bien recibido libro de 2019, The Knowledge Gap, el conocimiento del contenido y la lectura están entrelazados. “Los estudiantes con más conocimientos [previos] tienen mayores posibilidades de comprender cualquier texto que encuentren. Son capaces de recuperar más información sobre el tema a partir de su memoria a largo plazo, dejando más espacio en la memoria de trabajo para la comprensión”, dijo recientemente a Edutopia.


Esperamos que las conclusiones de estos estudios desarrollados por expertos en diversas disciplinas relacionadas con el aprendizaje, faciliten para los docentes el camino hacia el logro de los aprendizajes esperados a través de las nuevas tecnologías y de la educación a distancia.




Fuente original: redmagisterial.com


541 vistas

Entradas Recientes

Ver todo