Buscar

El plan de vida como un proyecto de enseñanza

Actualizado: 21 oct

En el contexto educativo actual y en la búsqueda de la excelencia en la educación, es importante interesar a los estudiantes en estructurar su plan de vida, lo que es un reto para cualquier docente. Nuestra sugerencia es abordar el tema mediante el Aprendizaje Basado en Proyectos.

Los proyectos


Actualmente, el aprendizaje basado en proyectos (ABP) ha cobrado una importancia tal en nuestro país que en los últimos tres planes de estudio (2011, 2017 y el de 2022 en versión no oficial) forma parte medular de las estrategias didácticas requeridas.


También han surgido diversas modificaciones o adaptaciones de esta estrategia didáctica; sin embargo, lo importante, grosso modo, es que el desarrollo de un proyecto de este tipo implica empoderar a los estudiantes en su proceso de aprendizaje, aprovechar lo que saben y lo que pueden indagar; saberse capaces de definir un problema que les aqueja en lo personal, lo familiar, lo comunitario o a cualquier otro nivel. Lo más importante es que sean capaces de proponer soluciones viables, parciales o totales, al problema y llevarlas a cabo.


Se ha probado que la enseñanza por proyectos, independientemente de las modalidades que existan, es una de las estrategias más exitosas de aprendizaje, ya que los estudiantes socializan entre ellos, colaboran, reúnen esfuerzos y se enfrentan a problemas reales que les atañen directamente y en los que pueden incidir.


Cuando los estudiantes se involucran en un proyecto, son parte del problema y de la solución, aunque para llegar a ésta última deben recorrer un camino de reflexión, indagación, propuesta y compromiso para resolver el primero.


Un proyecto siempre involucra a la comunidad en la que están inmersos los estudiantes, de entrada, porque dicha comunidad es a quien se le comunican los resultados del mismo y en la mayoría de los casos fue partícipe o será el objetivo de los alcances del proyecto.


Sin embargo, para que un proyecto lo sea en realidad y tenga la posibilidad de considerarse exitoso, debe ser multidisciplinario y vertical, es decir los estudiantes deben incluir contenidos de varias asignaturas y niveles educativos, por una razón sencilla y lógica: el entorno cotidiano (que incluye a la escuela) de los estudiantes es un todo donde interactúan fenómenos de la má diversa índole. Los fenómenos naturales, sociales, históricos y emocionales no están disociados entre sí, es decir, no están desagregados para ser estudiados por asignaturas, por tanto, es natural que se analice y se aprenda de ellos como un conjunto.


Como docente, puede resultar complicado despertar el interés de los estudiantes para llevar a cabo un proyecto, en especial porque debe ajustarse a un programa de estudios. Sin desatender en este último, debe atreverse a cruzar las fronteras de la segmentación del conocimiento; es importante que sea capaz de crear situaciones que sus estudiantes, de forma “natural”, puedan abordar mediante la metodología del proyecto, que reúna contenidos de varias asignaturas y tenga verdadero impacto en las expectativas personales, las conductas y las metas de los estudiantes.


Algunas situaciones problemáticas que parecen no tener importancia o trascendencia para los estudiantes, pueden ser profundamente ricas en las implicaciones o la influencia que puedan generar con la finalidad de desarrollar un proyecto: todo está en la habilidad de los maestros para motivar el interés de los estudiantes. Analicemos un ejemplo.


“8 mil millones de personas” se dice rápido


En noviembre, todavía no sabemos dónde ni la hora, probablemente el día 15, sucederá un acontecimiento que marcará un hito en la historia de la humanidad, nacerá un niño o una niña que llevará los números de la población mundial a 8 mil millones.


Por sí solo, este puede verse nada más que como un dato curioso, en el que un aparato contador señala un numeral nuevo seguido de varios ceros. Pero como maestros y maestras, también podemos verlo como una oportunidad para hacer una reflexión profunda de una serie de acontecimientos relacionados con la población mundial y que directa o indirectamente afectan nuestro modo de vida actual.


Este evento, más que por la cifra, por su significado, puede ser el detonante de un trabajo escolar por proyecto interesante y productivo, debido a los diversos factores con los que puede relacionarse a todos los niveles, desde el personal hasta el mundial que impliquen los diversos campos del saber.


Siguiendo con el ejemplo, al revisar los programas de estudios vigentes desde 4º de Primaria y hasta 1º de Secundaria en la asignatura de Geografía, se aborda el tema poblacional. Lo interesante es que además de analizar la cantidad y distribución de la población, se promueve el análisis y la reflexión acerca de los retos que este fenómeno implica y los factores relacionados con la calidad de vida de las personas.


Para ir más allá, en Formación Cívica y Ética, Ciencias Naturales, Biología y Química, al menos, se hace referencia a la calidad de vida.


En este caso, partiendo de la situación de la población mundial, es posible cuestionar a los estudiantes acerca de las implicaciones que tiene el fenómeno del crecimiento poblacional en su calidad de vida actual y a futuro.


Un “proyecto escolar” para un proyecto de vida


Para contestar un cuestionamiento de esta naturaleza, los estudiantes se verán en la necesidad de hacer una investigación, con el apoyo del docente, acerca de las condiciones poblacionales en su entorno inmediato y las prospecciones a futuro, específicamente en un periodo de tiempo, por ejemplo, de 20 años, en que llegarán a una edad productiva.


Aunado a ello, existen factores socioeconómicos, de salud, políticos y ecológicos dignos de tomar en cuenta, como es el caso de la distribución de la riqueza, la disponibilidad de espacio para vivienda, la producción, transporte y distribución alimentaria, la conservación del ambiente, los recursos naturales y los ecosistemas, entre muchos otros.


El estudio crítico y en conjunto de los factores mencionados y otros relacionados, en el contexto de la calidad de vida, puede ser uno de los ejes medulares para la creación de un plan de vida o proyecto de vida para los estudiantes. En los programas de estudio 2011, 2017 e inclusive en el programa preliminar de 2022, es fundamental propiciar que los estudiantes elaboren dicho plan de vida.


Un plan de vida incluye diversos factores, por lo general de índole aspiracional y con expectativas a futuro en el mediano y largo plazos, por lo que con frecuencia resultan poco significativos en el mundo de lo inmediato en el que viven los adolescentes. Un tema como este merece la aplicación de una metodología de enseñanza que enfrente a los estudiantes con su realidad actual, les provoque la inquietud por situarse en ella y los conmine a planear para el futuro en los términos que estén a su alcance.


En este punto es necesaria la guía docente para orientarlos y provocar la generación de ideas que incidan en el desarrollo del aprendizaje basado en un proyecto que atienda a su plan de vida.


Debido a que, en el análisis previo, acerca de la población, también cobra singular importancia la prospectiva y la planeación, los estudiantes pueden contar con elementos de juicio para tomar las mejores decisiones que determinen sus expectativas a futuro.


  • En este contexto se deberán poner en juego los conocimientos que han adquirido y se verán en la necesidad de investigar todavía más: ya sea de índole informativo, como la distribución de la población

  • de índole formativo, como la educación sexual y

  • de índole analítico, como las herramientas matemáticas de estadística, por mencionar algunos ejemplos.

El plan de vida deja atrás el listado aspiracional sin muchos fundamentos, del ¿qué quieres ser?, y cambia por: ¿qué puedes lograr en el futuro y qué necesitas para ello?


Lo anterior conlleva a la reflexión de temas relacionados con su calidad de vida y que ya les afectan o forman parte de previsiones a futuro, mismos que pueden ser planteados a manera de preguntas, por ejemplo:


  • ¿Cómo está relacionado el incremento de la población con el acceso que tengas en el futuro a una alimentación de calidad?

  • ¿Cuáles son las probabilidades que tienes para conseguir un empleo en el futuro, si la población crece según las expectativas?

  • ¿Qué factores serán determinantes para que consigas una vivienda digna en el futuro?

  • ¿Cómo afectará a tu calidad de vida el deterioro de los ecosistemas y el cambio climático?

De forma similar se pueden cuestionar otros aspectos, como el acceso a la energía, el vestido, la salud, el agua, la educación, la formación de una familia.


El panorama de temas puede ser muy amplio y es aconsejable la intervención del docente para repartirlos de manera equitativa entre el grupo y seguir generando entre los estudiantes un ambiente de reflexión y pensamiento crítico que les lleve a situarse como individuos activos y decisivos en la sociedad de la que forman parte.


Buscar respuesta a las preguntas que se plantean no es otra cosa que contextualizar el problema. Lo importante es que los estudiantes regresen a la pregunta originaria: en este contexto, ¿qué puedes lograr en el futuro y qué necesitas para ello?


A partir de aquí se puede elaborar un plan de vida que tome en cuenta:


  • la realidad

  • sus habilidades

  • sus aptitudes

  • la cultura

  • su familia y

  • el entorno donde se propicie que su calidad de vida sea la mejor.

No se busca dar solución a los problemas globales, sino que cada persona y cada comunidad pueda aportar soluciones en el presente para que su futuro sea el mejor posible.


Todo esto para que…


Los estudiantes propongan soluciones a los problemas con un sustento teórico y práctico mediante conductas, acciones, hábitos, valores éticos, planes de desarrollo comunitario, concientización, etc., con el fin de lograr sus metas en el marco de un plan de vida, no sólo beneficia a los individuos, debe trascender a la comunidad mediante la socialización inmediata y el compromiso de influir para que se modifiquen las conductas sociales dañinas, que se sienten las bases para la mejora de las condiciones del entorno y se creen las condiciones necesarias para conseguir sus metas.


Referencias


“Aprendizaje basado en proyectos (A.B.P.)” en: https://revistaventanaabierta.es/aprendizaje-basado-en-proyectos-a-b-p/

“Aprendizaje basado en proyectos” en: https://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/pedagotic/aprendizaje-basado-proyectos/

“La enseñanza por proyectos: una metodología necesaria para los futuros docentes” en: https://www.redalyc.org/pdf/310/31043005022.pdf

“La población mundial llegará a 8000 millones en 2022” en: https://www.un.org/es/desa-es/la-poblaci%C3%B3n-mundial-llegar%C3%A1-8000-millones-en-2022

“Acuerdo número 592” en: https://www.redmagisterial.com/med/1309-acuerdo-592-la-articulacion-de-la-educacion/

“Aprendizajes clave para la educación integral” en:

https://www.gob.mx/sep/articulos/aprendizajes-clave-para-la-educacion-integral

“Así cambiará el mundo la revolución demográfica” en: https://www.redmagisterial.com/med/33477-asi-cambiara-el-mundo-la-revolucion-demograf/

“La crisis alimentaria en América Latina” en: https://www.redmagisterial.com/med/33476-la-crisis-alimentaria-en-america-latina-podr/



Fuente original: redmagisterial.com.

214 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo